Daniel Ricciardo, con el triunfo a su pies

columnas standing 2

Foto // Roman Pipipey // EFE

Tras la doble desgracia para Red Bull en el  GP de Bahréin debido a  los abandonos de Verstappenen y Riccardo en las primeras vueltas, la suerte ha recompensado al equipo suizo y a su piloto australiano con una victoria inesperada gracias a una estrategia que les dio la victoria en China

Todo parecía perdido para Ricciardo desde la tercera práctica debido al  severo problema con su motor, quedaba en duda si podría calificar.

Iniciaba la primera fase y faltando 60 segundos pudo marcar la mejor vuelta que le permitió avanzar en la sesión, logrando así un sexto puesto en el arranque.

Daniel Ricciardo ha terminado este GP de China por delante de Valtteri Bottas, quien con su estrategia a una sola parada tenía todas las de ganar en lo que hubiese sido una carrera normal. El tercer puesto fue para Kimi Raikkonen quien tuvo una carrera muy complicada, pues el equipo de Ferrari ha sacrificado la carrera de su compañero Sebastian Vettel para su beneficio.

La carrera inició con Vettel que hizo una buena arrancada al igual que su compañero Raikkonen, cerrándole el paso antes de llegar a la primera curva, este movimiento beneficio a Bottas que se coló a la segunda posición y a Max Verstappen se metió en tercero después de una excelente arrancada. Mientras tanto Sergio Pérez que arrancaba por primera vez en la temporada entre los primeros 10 se ha ido al pasto en la curva ocho al pelear con Fernando Alonso la posición, Checo regresó a la pista por detrás de su coequipero Esteban Ocon. Cabe mencionar la arrancada de Lance Stroll de Williams arrancó en el lugar 18 y en la primera vuelta se metió al puesto 12.

Las primeras vueltas fueron muy tranquilas y sin adelantamientos después de la arrancada. Quienes traían neumáticos ultrablandos los hacían rendir lo suficiente para solo hacer una parada y así hacer una estrategia con la cual no perderían tiempo.

La ventana de paradas la inició Esteban Ocon en la vuelta 12, mientras que en pista Fernando Alonso que tenía el mejor ritmo trataba de cazar al Hass de Grosjean.

Lo espectacular llegó en la vuelta 18 cuando Red Bull llama a ambos pilotos para hacer una doble parada en pits, con una diferencia entre compañeros de 6 segundos entraron a cambiar sus ultrablandos por neumáticos medios, entrando en la estrategia común para todos los demás. Valtteri Bottas estuvo en segunda posición y trataba de alcanzar al Ferrari de Vettel que hizo una parada con el efecto “undercut”.

Raikkonen quedaba en pista y Ferrari no lo llamaba para sacrificar la parada del finlandés y poder frenar a Bottas, y que Vettel lo pasara. En la vuelta 27 llegando a la curva 1 Bottas pasa a Raikkonen por el exterior y Vettel logra acercarse al de Mercedes gracias a la estrategia de equipo.

Los Toro Rosso se tocaron en la curva 14 dejando así restos que podían pinchar los neumáticos. Dirección de carrera decidió sacar en ese momento Safety Car, LA CLAVE DE LA CARRERA. Red Bull vuelve a llamar a sus pilotos para otra doble parada donde esta vez calzaron los neumáticos blandos y no perdieron posiciones. Un movimiento que le daría a Ricciardo a victoria.

Se relanzó la carrera con duras batallas en la parte media de la parrilla, Verstappen intentó adelantar a Hamilton y se salió al pasto perdiendo la posición con su compañero quien en la siguiente vuelta logró pasar al británico sin mayor problema. Verstappen aprovechando los neumáticos más blandos y frescos para apretar en a ultima parte de la carrera rebasó a Hamilton una vuelta después, mientras que Ricciardo pasaba a Vettel quien estaba segundo por detrás de Bottas. Una vuelta más tarde Verstappen quiso adelantar al alemán en la curva 14 y se lo llevó puesto haciendo que los dos perdieran el auto, Verstappen se ganó con eso una penalización de 10 segundos, aunque pudieron regresar, con este golpe Vettel cayó hasta séptimo sitio.

Dos vueltas más tarde Ricciardo rebasó a Bottas en la curva con un movimiento arriesgado que le dio la primera posición.

Verstappen regresó a pelear la cuarta posición a Hamilton quien sucumbió ante el ataque del de Red Bull. Brendon Hartley tuvo que abandonar en la vuelta 53, mientras que en la 55 a una vuelta del final Fernando Alonso rebasó a un herido Vettel que se resignó a quedar en octavo lugar.

CAE LA BANDERA A CUADROS y Daniel Ricciardo ganó en tierras orientales con un excelente trabajo sonriendo con lágrimas en los ojos después de un fin de semana de locura. Gran carrera del australiano que sin duda trae en este momento a la suerte de su lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s